jueves, 14 de octubre de 2010

Embarrados.

La desesperación hizo a Gabi embarcarse en un viaje a ninguna parte con trayecto triste y peor final. Ella nunca quiso involucrar a nadie, siempre dice que el camino debe hacerlo cada uno solo, pero la oportunidad de compañía y un ‘probemos a ver qué pasa’ le convencieron para cambiar el número de ocupantes de la reserva de 1 a 2, y una vez que se confirma la reserva ya no hay vuelta atrás, como todo el mundo sabe.
Ahora Gabi tiene que convencer al número 2 de que la ausencia de promesas representa la ausencia real de sentimientos profundos, y que por difícil que pueda parecer, esto nada tiene que ver con una intención de herir (nada más lejano a la realidad), y que la situación resultante es tan indeseable como inevitable.
Gabi no tiene ni idea de cómo resolver este entuerto en el que se ha metido ella sola, ha embarrado a un inocente y en el que ahora pueden ahogarse ambos si ella no actúa … ¿Será demasiado tarde para pensar en una estrategia?

Etiquetas: , ,

2 comments:

Blogger CevO ha dicho ...

El otro día leí una frase que le quisiera repetir a Gabi: 'en una crisis se puede ser halcón o paloma, pero nunca se puede ser avestruz'. Yo odio a las palomas, así que voy con el halcón. En este caso la mejor estrategia sería dejar las cosas bien claritas antes de emprender el viaje. Claro, es posible que cause daño. Pero si deja que su acompañante vaya con expectativas irreales, la herida que le va a causar cuando al final lo confronta con la realidad será infinitamente más grave.

Yo no creo que una situación indeseable sea inevitable ya que en la vida nada lo es, salvo la muerte.

sábado, octubre 16, 2010 9:40:00 p. m.  
Blogger Urobros ha dicho ...

Lo cierto es que yo no es que este muy ducho en estas materias como para decir nada, pero llevo tanto tiempo leyendo lo que le pasa a Gabi, que no me puedo callar.

Pues como siempre ocurre cuando las cosas superan a la unidad en cantidad, se complican o, por lo menos: son complicadas.

Total, ¿tiempo para una estretegia? No lo sé, pero siempre he creido que la mejor es dejar las cosas claras. Cuando uno expresa claramente lo que siente, lo que quiere, puede hacer la herida más profunda, pero no sé porqué al final curan mejor que si se quedan cosas en el tintero de esta forma siempre vuelven o se quedan ahí, crónicas.

En fin, espero que al final el viaje llegue a buen destino :D

lunes, octubre 18, 2010 5:59:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home