domingo, 18 de diciembre de 2016

Enfermedad

El mundo está enfermo. La sociedad está enferma. Durante el último mes he puesto foco en observar (intentos de) manipulaciones a mi alrededor, y no hay día que no encuentre varios. En el ámbito familiar, con las amistades, en el trabajo, con la pareja … (in)consciente o voluntariamente, el ser humano trata sin parar de que el otro cambie para que vaya por donde uno quiere. O de hacer parecer que sus sentimientos son producto directo de la conducta de otro. Así, cada uno se cree centro de todo hacia fuera, es decir, cada uno da por hecho que los demás han de comportarse como uno espera. Y rara vez cada uno se mira hacia dentro, para observarse, conocerse, y aceptarse. Parece como si todo lo tuvieran que hacer los demás. Desde luego que es más fácil vivir así, o pretenderlo.
Hace pocas semanas un conocido me dijo, “tú sólo puedes hacer lo que puedes hacer tú”. Y por muy de Perogrullo que parezca la frase, cada vez que la recuerdo, digo, leo o escribo, la encuentro más sabia.

Feliz domingo.

Etiquetas:

0 comments:

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un enlace

<< Home