lunes, 23 de enero de 2017

Mr Col y el Sr Catcall

¿Nunca te ha pasado que una asignatura te gusta o la detestas dependiendo de qué profesor la explique? Esto exactamente experimentó Susan en sus año de prácticas de la universidad. La teoría de los años anteriores había pasado sin pena ni gloria. Eran sólo palabras concatenadas en cierto orden para responder a preguntas concretas. Nada más allá de memorizar. Pero a la hora de vivir en propias carnes las consecuencias de esa teoría … la filosofía detrás de los axiomas teóricos se volvía trascendental … dependiendo de con quién se viviera. Cada profesor vendía su enfoque a sus asignaturas de una forma humanamente personal. No había dos iguales. Y realmente daba igual de qué asignatura se tratara, con el profesor Col todo parecía maravilloso. La forma en la que hacía las cosas las hacía parecer fáciles, incluso divertidas … La vida era un juego de niños usado por adultos. Esto fascinaba a Susan. Hasta el punto en que casi llegó a obsesionarse con Mr Col. Durante el último mes de clase, reajustó su horario para sólo ir a sus clases, descuidando incluso su tesis, basada en otro grupo de asignaturas, que dirigía el señor Catcall. Muy bueno también, atento, siempre estaba por sus alumnos, se desvivía por ellos. A veces incluso se implicaba demasiado … implicación que también demandaba.
Para cumplir con el programa de estudios, Susan terminó su tesis con el Sr Catcall. Entregó religiosamente en fechas y contenido y consiguió su merecido sobresaliente. Estaba preparada para saltar a la vida laboral. Aunque se le iban los ojos con Mr Col. Si tuviera dinero, hubiera continuado estudiando ad eternum con tal de verlo, escucharlo, hablar con él, debatir sobre las asignaturas …

Esta dicotomía entre lo correcto y lo que podría ser daba que pensar a Susan. A sus 23 años no tenía que decidir aún el resto de su vida, y se planteaba si las emociones despertadas por Mr Cal seguirían coleando en un futuro sin él … o si la corrección del Sr Catcall la llevaría a una vida profesional satisfactoria … total, ya decidiría cuando llegara la hora.

Etiquetas: ,

0 comments:

Publicar un comentario

links to this post:

Crear un enlace

<< Home